Publicado: 29 de Mayo de 2017


Si estás pensando en reformar tu cocina o tu baño, es importante que tomes en cuenta la opción de cambiar la instalación de fontanería, aunque no entrara en tus planes.
 
En muchas ocasiones, este tipo de instalaciones tienen demasiado tiempo, pueden ocasionarnos problemas más pronto que tarde, e incluso, pueden estar compuestas de materiales como el hierro galvanizado o el plomo, prohibidos en la nueva normativa. 
 
No pierdas tiempo ni dinero, retrasando lo inevitable, ya que vas a realizar una obra, aprovecha el momento y renueva toda la instalación, seguro que te sale más rentable. 
 
Contacta con nosotros e infórmate.